Toluca sueña con el título

121

TOLUCA, Iván Cañada — En Toluca se sueña con un nuevo campeonato y el equipo marcha directo a ello. Son unos Diablos de récords, que no dejan de ganar. En su casa y con estadio lleno, el conjunto escarlata encadenó su noveno triunfo al hilo con lo que rompieron una racha histórica en torneos cortos. El Veracruz fue la víctima de esta ocasión.

El Toluca no entiende de otro resultado que no sea una victoria. Es una tendencia que comenzó el pasado mes de febrero y sigue hasta la actualidad. Son nueve partidos desde entonces y el mismo número de triunfos. Es una racha que además, les ha permitido asegurar el primer lugar de la clasificación, con lo que toda la Liguilla jugarán los partidos de vuelta en casa.

Frente a los Tiburones, los Diablos mostraron su superioridad en todo momento. Por pequeños lapsos, el cuadro jarocho, ya sin la presión de buscar la salvación, puso alguna resistencia, pero no fue suficiente como para evitar una derrota que estaba presupuestada por el ritmo de los mexiquenses.

Pasaron apenas 30 segundos y fueron los Tiburones los primeros en acercarse a la meta rival. Fue un susto de vestidor, que no pasó de ahí. El Toluca de pronto entendió que a pesar de que sus adversarios ya estaban salvados, no lo pondrían sencillo. Pisaron el acelerador de inmediato, impusieron sus condiciones y no bajaron la exigencia. No importó la ausencia de Rubens Sambueza. Es un equipo tan compenetrado que se conoce a ciegas y da igual quién juegue.

Un centro de Pablo Barrientos que al final nadie remató causó la confusión de Melitón Hernández para que los escarlatas se adelantaran en el marcador. El tridente Quiñones-Hauche-Canelo no tardó en hacer de las suyas y de pronto acercarse de nueva cuenta a la meta de los escualos, aunque sin mucha suerte. Entre los postes, los remates desviados y las intervenciones de la defensa, evitaron que la ventaja fuera más holgada.

Para el complemento, con algunos cambios, Cristante dio un nuevo respiro al Toluca, principalmente con el ingreso de Ángel Reyna, un jugador que aporta un extra al equipo cuando se requiere alguna pincleada o un toque de calidad.

Para el ocaso de la batalla, Rodrigo Salinas culminó una jugada en conjunto de los Diablos que refleja perfectamente la unión y entendimiento del equipo. Fue una acción que comenzó por el costado izquierdo, pasó por el centro y terminó por el costado de Salinas, quien recortó y remató cruzado para dejar sin opciones a Melitón.

Salinas no se quedó con eso y todavía se dio el lujo de anotar un gol más antes del silbatazo final, así como Alfredo Talavera detuvo un penal para dejar su valla invicta. Este Toluca funciona en todas sus áreas y apunta al campeonato. De momento, ya cuenta con un nuevo récord en torneos cortos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*