NFL y Sindicato de Jugadores prohíben el uso de cascos específicos

39

BRISTOL — La NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés) han vetado por primera vez el uso de cascos específicos, indicando que esos modelos tuvieron un pobre rendimiento en sus procedimientos de prueba anuales o ya no son apoyados por sus fabricantes.

Diez modelos de cascos han sido incluidos para su eliminación gradual, seis de manera inmediata y cuatro para el inicio del 2019. Aproximadamente 200 jugadores de la NFL utilizaron uno de esos modelos en el 2017, de acuerdo a Jeff Miller, vicepresidente ejecutivo de iniciativas de salud y seguridad de la NFL.

La NFL ha estado calificando cascos, del mejor al peor desempeño con base en sus pruebas de laboratorio, durante cuatro años. Este lunes, los equipos y jugadores recibieron las calificaciones del 2018, que están encabezadas por dos modelos de VICIS, una empresa que fue fundada en el 2013.

“En los últimos años, hemos visto algunos cambios dinámicos en la industria de los cascos”, declaró Miller. “Hemos visto una cantidad de cascos nuevos entrar al mercado tanto de empresas nuevas como de establecidas, lo que significa que hay una gran cantidad de cascos para que elijan los jugadores.

“Y hemos empezado a ver que en los últimos años, los jugadores han comenzado a dejar cascos que se ubican en las áreas más bajas de desempeño por aquellos que están más cerca de los de mejor desempeño. Creemos que este es un movimiento importante y pensamos que mejorará la salud y seguridad del jugador. Y el propósito de seguir calificando los cascos y de la decisión conjunta de prohibir ciertos cascos este año, es para aumentar ese movimiento continuo hacia cascos con un mejor rendimiento”.

Treinta y cuatro cascos fueron estudiados en las pruebas del 2018. Esta se produjo luego de una temporada en la que los jugadores de la NFL sufrieron 291 conmociones cerebrales, el mayor número registrado. El director médico de la NFL, Dr. Allen Sills, describió esa cifra como “inaceptable” y declaró “un llamado de atención” en febrero para atenderlo.

Los propietarios de la liga acordaron en marzo un cambio significativo en las reglas que permitirá expulsiones inmediatas cada vez que un jugador baje el casco e inicie contacto con otro jugador. La aptada de salida está bajo escrutinio luego que se determinó que provoca conmociones cerebrales cinco veces más que una jugada promedio y hay planes para trabajar con los equipos para atender el aumento en las conmociones provocadas durante los partidos de entrenamiento en el campamento.

El Dr. Jeff Crandall, presidente del comité de ingeniería de la NFL, dijo que las pruebas de cascos recrearon 24 condiciones que ocurren habitualmente en los campos de la liga. Mide “una serie de aceleraciones y movimientos de la cabeza”, expresó Crandall. Los cascos son calificados por cómo “manejan las fuerzas” con la que los jugadores entran en contacto, agregó.

Las pruebas y nuevas políticas se llevaron a cabo en conjunción con Crandall, Miller y la Dra. Kristy Arbogast, quien trabaja en el centro para la investigación y prevención de lesiones en el hospital infantil de Philadelphia y es asesora de la NFLPA.

Kevin Seifert

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*