Miroslava fue asesinada por sus ideales

245

Por: Sandra Dueñes Monarrez.

Chihuahua, Chih., 31 de diciembre del 2017.- La periodista Miroslava Breach Velducea fue asesinada por sus ideales y porque tenia lo que otros no tienen, la verdad es que la corresponsal del La Jornada fue más allá de lo que cualquier reportero ha realizado durante su labor informativa.

La corresponsal de La Jornada cansada de ver el panorama de corrupción lacerante en la Sierra Tarahumara, en donde el cacicazmo y el narcotráfico desplazan a miles de personas, desapareciendo a unos y esclavizado a otros, sin que nadie alzará la voz, ni contara sus historias.

Miroslava Breach tuvo claro que al publicar su investigación arriesgaba su vida y hasta la de su familia en su natal Chínipas, pero como ella expresó en la grabación donde la cuestionaban sobre sus fuentes, “el silencio es complicidad” y ella no fue comparsa de lo que estaba por gestarse en los comicios del pasado 2017 y que durante toda la vida vio la periodista con la infiltración del narco en la política en Chihuahua.

Ella conoció los “arreglos” en lo oscurito a los que habían llegado los dirigentes estatales del PRI y el PAN con los capos de la droga en la Sierra Tarahumara, porque al igual que Miroslava ellos conocían quiénes eran los “narco candidatos”, pero decidieron guardar silencio, por temor, comodidad o por complicidad, eso sólo lo sabrán ellos y su conciencia.

El reportaje por el cual la periodista fue asesinada, no evidenciaba a los narcotraficantes amos y señores en las comunidades serranas y que terminaron son la vida de Miroslava, sino dejó al descubierto las relaciones entre los partidos políticos y el crimen organizado, porque es evidente que son las dirigencias de los partidos políticos quienes deciden quienes son los candidatos y no la militancia.

Prueba de ello, por más que la elite política quiera exculpar a los involucrados en el audio dado a conocer por el Juez de Control, José Napoleón Rayas en la audiencia de Imputación a Proceso en contra de Juan Carlos M. alias “El Larry”, resultan evidentes que tanto quien hizo la llamada como quien la ordenó terminaron por “crucificar” a la periodista.

La llamada que el coordinador de comunicación social del Partido Acción Nacional (PAN) Alfredo Piñera Guevara, le hizo a Miroslava para cuestionarla sobre el origen de la información en donde evidenciaba los “lazos” existentes de la narcopolitica chihuahuense, tenía como finalidad “liberarse” de la culpa dejando a la derriba la vida de la periodista, quien fue acribillado el pasado 23 de marzo al salir de su domicilio, al norte de la ciudad de Chihuahua.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*