Matan a dos curas en la Taxco-Iguala; cuatro lesionados

93

Por: La Redacción

Taxco-Iguala., 6 de febrero del 2018.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Arquidiócesis de Acapulco informaron del asesinato de los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germán Muñiz García de las parroquias de La Sagrada Familia, en Acapulco, y San Cristóbal, en Eduardo Neri, respectivamente.

En el ataque contra los sacerdotes resultaron heridas cuatro personas, una de ellas de gravedad, sumándose a la lista 21 asesinatos en contra del clero en lo que va del sexenio del presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

Por ese motivo, el CEM, la arquidiócesis de Acapulco, la diócesis de Chilpancingo-Chilapa y el arzobispo de Monterrey, Nuevo León, Rogelio Cabrera, condenaron los homicidios, y exigieron a las autoridades hacer justicia.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que a las 3:57 de la madrugada del lunes se reportó que en la vialidad citada, a la altura de la comunidad de Tehuilotepec, municipio de Taxco, en el punto conocido como La Curva de la Iguana, se encontraba una camioneta Toyota blanca con impactos de arma de fuego.

Agregó que minutos después llegaron policías estatales, quienes se percataron de que dentro del vehículo había dos personas ultimadas a balazos y una herida. Indicó que paralelamente se recibió el informe de que dos mujeres y un varón, heridos de bala en el mismo ataque, ya habían sido trasladados al hospital general de Taxco, adonde también fue llevado el cuarto lesionado.

Hallan vehículo abandonado

Dos de los heridos fueron identificados como Arveli N, de 25 años, química de profesión, originaria del municipio de Mártir de Cuilapan, quien por un disparo perdió el dedo índice de la mano derecha, y Óscar N, de oficio pescador y oriundo del municipio de San Marcos, quien sufrió un rozón de bala en la mano derecha.

El funcionario explicó que la Fiscalía General del Estado (FGE) integró una carpeta de investigación por el delito de homicidio y recabó los testimonios de las víctimas, quienes señalaron que cuando fueron agredidos regresaban de la comunidad de Juliantla.

Álvarez Heredia relató que de pronto un vehículo les cerró el paso, les comenzaron a disparar y huyeron.

Señaló que policías estatales recorrieron la zona en busca de los agresores, y a kilómetro y medio hallaron una camioneta negra en cuyo interior había una cartuchera color verde militar y un portafusil, los cuales fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Armando Vázquez Rodríguez, vocero de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, confirmó en conferencia de prensa que en el atentado perecieron Germaín Muñiz García, originario del municipio de Mártir de Cuilapan, párroco de la iglesia de San Cristóbal, en el poblado de Mezcala, municipio de Eduardo Neri, e Iván Añorve Jaimes, cura de la parroquia de la Sagrada Familia, en el poblado de Las Vigas, municipio de Acapulco.

Uno de los religiosos era músico

Según una persona cercana este último sacerdote, había acudido al poblado de Juliantla a dar un concierto, pues era un cura al que le gustaban el rock, la música pop y la instrumental.

Mencionó que la FGE ya comenzó a investigar las causas del crimen. Tenemos confianza en que las autoridades encargadas de la procuración de justicia esclarezcan a la brevedad posible este doble asesinato. La diócesis desconoce el motivo por el cual los padres se encontraban en Taxco, y tampoco tenía conocimiento de por qué viajaban en la madrugada por la carretera federal.

También dijo desconocer si Germán Muñiz García e Iván Añorve Jaimes habían recibido amenazas de muerte, pero manifestó que en Guerrero los presbíteros ejercen una labor de riesgo.

En tanto, el gobierno estatal difundió un comunicado de prensa en el que señala: El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó su más enérgica condena por el ataque cometido en contra de varias personas que se trasladaban en una camioneta desde la comunidad de Juliantla, en el que fueron privados de la vida dos sacerdotes y cuatro personas resultaron heridas.

El mandatario priísta pidió a la fiscalía que investigue y proceda contra los presuntos responsables. Por estos hechos, el vicefiscal José Bonilla y los subsecretarios de Asuntos Jurídicos y de Finanzas, Jorge Zuriel de los Santos y Tulio Pérez Calvo, respectivamente, se trasladaron para acelerar las investigaciones y atender a los heridos.

En la ciudad de México, el cardenal José Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, y Alfonso Miranda Guardiola, secretario general del organismo episcopal, expresaron su profundo dolor y consternación por los homicidios.

La arquidiócesis de Acapulco manifestó: Como Iglesia estamos consternados ante este trágico suceso que enluta a toda la comunidad arquidiocesana y a la comunidad de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*