Los Dallas Cowboys etiquetaron ya como “jugador franquicia“ a DeMarcus Lawrence.

137

DALLAS — Los Dallas Cowboys etiquetaron ya como “jugador franquicia“ a DeMarcus Lawrence. Pero eso sólo significa que su ala defensiva estrella ni siquiera rozará la agencia libre. Ahora es cuando la verdadera tarea de los Cowboys comienza, primero en casa, y luego con la vista puesta en el mercado externo.

Hay muchas situaciones que deben solucionar, antes de que llegue el 14 de marzo, cuando se abre la agencia libre. Y más aún, previo al 26 de abril, que comienza el Draft colegial de la NFL.

La firma de Lawrence es probable que sólo sea para ganar tiempo, ya que tendrán hasta julio para llegar a un arreglo multianual con el jugador, que pueda darles algo de flexibilidad dentro del tope salarial de la NFL, que este año será de 177.2 millones de dólares.

Los Cowboys están ahogados en el límite de dinero que pueden pagar a jugadores. Antes de etiquetar a Lawrence, tenían menos de 19 millones de dólares disponibles.

Si se considera que el salario de su ala defensiva deberá ser el promedio de los cinco mejores en su posición, es decir, 17.143 millones de dólares, entonces, en la ecuación el resultado para negociar otros contratos dentro del equipo, agentes libres y reclutados en el draft, es inexistente.

El problema para darle un contrato multianual a Lawrence, que ayude a reducir su salario durante la temporada 2018, es que están inseguros de que pueda mantenerse sano y en el nivel que mostró el año pasado, cuando logró 14.5 capturas.

Lawrence ha jugado 50 de los 64 partidos de temporada regular posibles desde que llegó de la Universidad de Boise State, en la segunda ronda del draft 2014; en 10 estuvo lastimado y en otros cuatro suspendido por consumo de sustancias prohibidas.

“Primero estaba como, ‘se suponía que iba a conseguir un contrato a largo plazo’“, dijo Lawrence. “Pero, sabes, es una oportunidad dorada para mí de salir y enseñar que en realidad valgo ese dinero. Además, mi número será mayor el próximo año y puedo agregar un par de dólares extras al bolsillo. Así es como lo veo“.

La verdadera preocupación mutianual de los Cowboys es el guardia derecho Zack Martin, considerado entre los mejores linieros ofensivos de la NFL, quien entrará a su último año de contrato garantizado, que firmó cuando llegó en la primera ronda del reclutamiento 2014.

La extensión contractual de Martin ha hecho poco ruido, mucho menos que el de Lawrence, porque aún no es elegible para agencia libre.

Pero el guardia All-Pro ha señalado desde el campamento de pretemporada pasado que no se sentirá cómodo este año si no está firmado y asegurado su futuro contractual. Además, los Cowboys también tienen que extender contrato con el ala defensiva David Irving, quien ha mostrado su capacidad cada vez que ha estado equipado.

Irving se convertirá en agente libre la próxima semana, aunque para suerte de los Cowboys, será restringido. Es decir, los demás equipos que quieran contratarlo deberán pagar más que los Cowboys, que además recibirán la opción de draft en la que valúen al ala defensiva.

Es casi un hecho que para poder reforzarse y completar al equipo, los Cowboys tendrán que reestructurar varios contractos, los más costosos, como el de los linieros Tyron Smith y Travis Frederick; quizá el del linebacker Sean Lee. Y, casi un hecho, reducirle en buena cantidad su salario al receptor Dez Bryant.

Bryant aseguró que jamás aceptará una reducción o reestructuración en el contrato que firmó por cinco años y 70 millones de dólares. Pero de eso dependerá su permanencia en el equipo que ha idolatrado desde que era niño, como residente del área Dallas-Fort Worth.

Los Cowboys deben estar muy agradecidos de que su quarterback Dak Prescottllegó apenas hace par de temporadas en la cuarta ronda del draft, así que por dos campañas más, no tendrán que preocuparse por aumentar su sueldo.

Las necesidades en Dallas, ya sea en agencia libre o draft, en el que tienen 10 opciones, son grandes, y en casi cada una de las áreas. Tendrán que ser tan creativos fuera del terreno de juego, como adentro, si pretenden llegar con un equipo competitivo a la próxima temporada.

El arreglo actual con Lawrence es sólo un paso, mientras deciden cómo reacomodar sus recursos y conseguir el contrato para que Martin termine su carrera en Dallas, como dijo el vicepresidente del equipo, Stephen Jones, que ésa es la verdadera prioridad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*