La presión sigue creciendo para los Dallas Cowboys

56

La presión sigue creciendo para los Dallas Cowboys y el mariscal de campo Dak Prescott para ganar ahora, en el 2018. No es sólo porque los Philadelphia Eagles acaban de ganar el Super Bowl LII. Por mucho que eso pueda molestar a los Cowboys, necesitan ganar ahora porque, sí, han pasado 22 temporadas desde su último Super Bowl sino también por el contrato actual de Prescott.

Uno de los beneficios de tener a Prescott como titular es que se encuentra en su contrato de novato. Impactará con aproximadamente 726,000 dólares contra el tope salarial en el 2018. Teóricamente, los Cowboys deberían poder hacerse cargo de otros jugadores, como Zack Martin y DeMarcus Lawrence, y buscar agentes libres de calidad con Prescott en su contrato de novato.

En un futuro no muy lejano, los Cowboys tendrán que tomar una decisión sobre el futuro de Prescott con el salario de los mariscales de campo llegando a cifras estratosféricas.

La semana pasada los San Francisco 49ers le dieron aJimmy Garoppolo –quien tiene siete inicios en su carrera– un contrato por 137.5 millones de dólares. Kirk Cousins podría recibir más en promedio anual que Garoppolo el próximo mes como agente libre sin restricciones.

Aaron Rodgers, Matt Ryan y Ben Roethlisberger también podrían estar buscando extensiones lucrativas tan pronto como esta temporada baja.

Los mariscales de campo siempre ocupan una cantidad desmesurada de espacio bajo el tope salarial. Eso habla de la importancia de la posición y la falta de pasadores de calidad para todos. Por años, el impacto del ex mariscal de campo de los Cowboys, Tony Romo, dominó el balance salarial. El año pasado, Romo impactó con 10.7 millones contra el tope salarial y ni siquiera estaba en la plantilla. Este año, Romo impactará con 8.9 millones y será el segundo año que no juegue.

Los Cowboys no pueden firmar a Prescott con una extensión multianual hasta después de la temporada del 2018, de acuerdo a las reglas del equipo. Luego de brillar como novato (23 pases de touchdown, cuatro intercepciones) en el 2016, Prescott no tuvo tanto éxito en el 2017 (22 touchdowns, 13 intercepciones) y los Cowboys quedaron fuera de los playoffs con récord 9-7.

Para Prescott, encontrar su forma del 2016 es imperativo desde la perspectiva del equipo pero también personal.

Si no muestra la forma que tuvo como novato, ¿se comprometerán los Cowboys con él con un acuerdo a largo plazo después del 2018? Si tiene estadísticas similares, sea que los Cowboys califiquen a playoffs o no, el club simplemente puede dejarlo que juegue en el último año de su contrato.

Eso abriría la posibilidad de utilizar la etiqueta franquicia en él en el 2010 si no pueden concretar un acuerdo a largo plazo. Los Washington Redskins siguieron ese camino con Cousins, usando la designación franquicia en él en años consecutivos porque les gustaba pero no lo querían lo suficiente para comprometer un gran contrato.

Los Redskins y Kansas City Chiefs acordaron un canje por Alex Smith, quien recibirá una extensión por cuatro años y 94 millones de Washington que incluye 71 millones garantizados. Libre en el mercado, Cousins podría terminar con un acuerdo que le pague más de 30 millones al año de un equipo necesitado de mariscal de campo como los New York Jets, que tienen un gran espacio bajo el tope salarial.

En el 2007, los Cowboys firmaron a Romo con un contrato por seis años y 67.5 millones luego que inició apenas 17 partidos. En el 2018, Garoppolo tiene un contrato con cerca del doble de eso luego de apenas siete inicios.

Prescott ha guiado a los Cowboys a un lugar en playoffs. Ha ganado 22 de 32 partidos de temporada regular. Ha tenido temporadas consecutivas de 3,000 yardas. Para cuando los Cowboys puedan abordarlo sobre un contrato multianual podría tener 48 inicios con un currículum que sin duda eclipsaría el de Garoppolo en el momento que firmó de nuevo con San Francisco.

La decisión de los Cowboys con Prescott afectará a la franquicia en los próximos años. Si juega bien en el 2018, recibirá un contrato que probablemente le dará más que su valor real. Los equipos han tenido que comprometer cerca de 100 millones en mariscales de campo como Andy Dalton y Ryan Tannehill, a pesar que ninguno ha tenido éxito en playoffs, porque así es el precio vigente.

A medida que aumenten los precios, los Cowboys tendrán que tomar una decisión con Prescott cuando podrían no querer tomarla. Si se comprometen con él a largo plazo, se encontrarán en el mismo predicamento que el contrato de Romo, reestructurando el acuerdo casi todos los años ya sea para quedar bajo el límite salarial o crear espacio para sumar jugadores. Si no hacen el compromiso, entonces tendrán que pagar el alto precio de una etiqueta franquicia sabiendo que las posibilidades de una relación a largo plazo será tan probable como la de Cousins y los Redskins.

Los Seattle Seahawks ganaron un Super Bowl con Russell Wilson en su contrato de novato. Pudieron asegurar piezas defensivas clave antes que tuvieran que gastar 87.6 millones en Wilson con un acuerdo por cuatro años que incluyó un bono por firmar de 31 millones en el 2015.

Estas ventanas de oportunidad que a menudo se mencionan no permanecen abiertas por mucho tiempo.

Los Cowboys y Prescott deben ganar ahora, en el 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*