Kevin Durant y los Warriors se adaptaron a la ausencia de Stephen Curry

42

OAKLAND, California – Los Golden State Warriors fueron avergonzados en Indiana a finales de la temporada regular, sufriendo una derrota por 20 puntos que resultó en declaraciones del entrenador Steve Kerr, quien denominó al esfuerzo de su equipo como “patético” y cuestionando su deseo de ganar esa noche.

Algunos de los veteranos del equipo se desligaron de la acusación de su entrenador. Cuando Kerr se enteró, pidió disculpas personalmente a los jugadores y luego en público a través de los medios de comunicación antes de su siguiente encuentro. No obstante, esas disculpas no fueron la cura de sus problemas. Cinco días después, el Utah Jazz arrolló a los Warriors por 40 tantos en el partido final de la temporada de Golden State (la mayor derrota de la carrera de Kerr como entrenador) y los jugadores estaban visiblemente disgustados con su desempeño.

Los campeones defensores arrancaron su juego de postemporada luego de una mala racha que redundó en récord de 7-10 y Kevin Durant asumía la mayor parte de las culpas al no compensar la ausencia de Stephen Curry tras sufrir una lesión de rodilla.

“Debo jugar mejor a fin de ayudar a mi equipo”, comentó Durant a ESPN en ese momento. “Obviamente, esta no es la forma en la cual queremos terminar, pero debemos superarlo y concentrarnos en lo que viene después. No tenemos a Steph con nosotros en este momento, así que debemos salir y hacer el trabajo hasta que regrese”.

Cuando Curry salió de acción con una fractura de tobillo en marzo pasado, Durant indicó que varias de las dificultades de Golden State se atribuían al hecho que “Steph es el sistema aquí”. Lo que Durant trató de decir era que el sistema ofensivo de libre flujo implementado por Kerr está creado de acuerdo con las destrezas de Curry. Esencialmente, se trata de un motor V10 y Curry es el aceite que lo mantiene corriendo. Entonces, tras su ausencia, manejar el mismo sistema representa todo un reto.

Es similar al hecho por el cual los Cleveland Cavaliers sufren dificultades cuando LeBron James está fuera de la cancha. Tantas cosas dependen de James en Cleveland que, cuando se lesiona, origina que varios jugadores deban asumir roles incómodos para ellos a fin de ejecutar el mismo sistema.

Con Curry presente en la alineación esta temporada, los Warriors sumaron marca de 41-10 y promedio de 120.4 puntos por cada 100 posesiones, el cual sería el mejor rating ofensivo durante las últimas 20 temporadas. Con Curry ausente, los Warriors sumaron 17-14 en la campaña regular y sostuvo índices de eficiencia ofensiva cercanos al promedio de la liga.

Por ende, Kerr hizo algunas modificaciones antes de enfrentarse a los San Antonio Spurs en la ronda inicial de los playoffs. Uno de los ajustes más notables fue permitir que Durant iniciara la ofensiva.

“No utilizaría la palabra ‘reestructuración’ (de la ofensiva). Diría que ‘refinar’ es un mejor término porque no estamos haciendo nada que no hayamos hecho durante todo el año”, expresa Kerr. “Se trata más de concentrarnos en ciertas cosas, ciertos sets. Obviamente, Kevin tiene el balón por mayor tiempo en su poder. Andre (Iguodala) y Shaun (Livingston) están manejando el balón en mayor medida de lo usual, pero seguimos haciendo las mismas cosas en cuanto a movimiento del balón y crear espacios y ritmos, tratando de hacer buenas decisiones y luego pasar el balón a Klay (Thompson) y KD tanto como podamos”.

El promedio de uso de Durant en los playoffs, de hecho, se ha incrementado hasta el 33.5 por ciento, el cual es mayor que su promedio de uso tope en su carrera, el 32.7 por ciento alcanzado en su temporada 2013-14, en la cual se alzó con el Más Valioso. Las cuatro jugadas directas más comunes que han hecho los Warriors en la actual postemporada han sido hechas con la participación de Durant, bien sea una jugada de aislamiento o un pick-and-roll, según Second Spectrum. Promedia 9.3 jugadas de aislamiento por cada 100 posesiones en la postemporada, luego de registrar promedio de 6.7 jugadas de aislamiento durante.

“Con Steph, sin Steph, seguimos haciendo las mismas cosas”, dijo Durant. “Sigo involucrado en jugadas de pick-and-roll. Quizás la cantidad ha incrementado un poco. No se trata de que uno solo de nosotros tiene el balón todo el tiempo y arma todas las jugadas. Creo que esa es la belleza de nuestro equipo, que todos nosotros podemos asumir la labor y anotar 30 puntos, conseguir ocho, nueve asistencias o tomar 11 rebotes… Todos damos un paso adelante a la hora de facilitar y orquestar jugadas”.

Durant tuvo promedio de 28.2 puntos, 8.6 rebotes y 5.2 asistencias en la serie contra San Antonio, en la cual los Warriors ganaron en cinco compromisos por margen promedio de 14 puntos. Sin embargo, la ofensiva sigue siendo un trabajo en progreso porque la ausencia de Curry provoca indecisiones dentro del sistema y menos margen de maniobra. Durante el decisivo quinto partido, Durant pidió un “audible” a la ofensiva y terminó en una pérdida de balón. Mientras Durant volvía a asumir la defensiva, Kerr le dijo algo y éste respondió: “Relájate”.

Durant, tal como lo demostró en la victoria del Juego 5 ante los Spurs, puede asumir la carga del equipo. Tiene argumentos para ser considerado el mejor anotador puro del club. Sin embargo, si sigue continuamente atrapado en jugadas de pick-and-roll y la creación de espacios en la cancha es menos que estelar, esto podría terminar siendo problemático en la próxima ronda contra los New Orleans Pelicans, que barrieron a unos Portland Trail Blazers que habían quedado en un puesto sembrado más alto y a menudo atrapaban a Damian Lillard, obligando a otros a tratar de vencerles.

“Bueno, sólo entregaré el balón (si me acorralan)”, dijo Durant a ESPN. “Anotaré de formas distintas, intentaré ser efectivo de maneras distintas. Jugaré posesión por posesión y veré que ocurre… Intentaré conseguir posiciones en las que pueda anotar y moverme sin el balón. Además permitiré que mis compañeros de equipo asuman por mí y saldré en transición”.

“Tenemos que jugar de forma distinta con Steph fuera de acción”, indicó Draymond Green a ESPN. “Eso es todo. Podemos resolver”.

Curry, quien está en proceso de rehabilitación tras sufrir un desgarre Grado 2 en su Ligamento Colateral Medial, será reevaluado por tercera ocasión este viernes, día en el que se cumple exactamente cinco semanas de haber sufrido su lesión. Se espera que pueda hacer su debut de postemporada en esta serie y existe la ligera posibilidad de que pueda recibir luz verde para regresar en el Juego 1. Sin embargo, el equipo desea que Curry participe en entrenamientos 3 contra 3 o 5 contra 5 sin limitación alguna antes de darle luz verde.

Cuando Curry pise nuevamente la cancha, Kerr afirma que el sistema no sufrirá muchos cambios.

“No se trata de que tuvimos que alterar algo (con Curry ausente), se trató más de concentrarnos nuevamente en ciertos aspectos”, explicó Kerr. “Y eso cambiará una vez que Steph regrese, sea lo que sea, y haremos lo mismo con cualquier situación que tengamos que enfrentar. Asumiendo que esa es la posición en la cual nos encontramos, nos adaptaremos en ese momento”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*