En Chihuahua, más de dos mil madres buscan a sus hijos e hijas

128

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., 12 de mayo del 2018.-En México de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública han desaparecido 35 mil personas, de las cuales más de 2 mil personas corresponden al estado de Chihuahua, es decir que en el estado el nivel de desaparición asciende a los 55/mil habitantes, colocándonos en el tercer lugar en proporción con su población junto a estados como Tamaulipas en donde la media asciende a los 165 y Sinaloa a los 93 por cada mil habitantes.

 A nivel internacional México se encuentra a la par de países como Siria y Colombia con la mayor cantidad de personas desaparecidas, sin embargo, la gran diferencia es que esos países están inmersos en medio de conflictos armados o terrorismo, mientras que México vive una “guerra contra el narcotráfico” no declarada formalmente por el Estado Mexicano.

Por ese motivo, la Comunidad Internacional no engloba a México como un país con un conflicto armado, en comparación con Siria e incluso con Colombia en donde las autoridades han reconocido el conflicto.

Al momento de dimensionar el conflicto que actualmente se vive en México derivado a la lucha entre cárteles de las drogas, este no se ha declarado o reconocido como tal por parte de las autoridades, a pesar de los más de 520 mil 482 personas asesinadas desde que esta “guerra” al narco le fue declarada el pasado 11 de diciembre del 2006 por parte del presidente de la república Felipe Calderón Hinojosa a los grupos del crimen organizado.

Hoy casi doce años después, el recuento de los daños y el reconocimiento por parte de las autoridades mexicanas de haber iniciado una “guerra” ha quedado lejano, pues el conflicto que armado se transformó en “combate al crimen organizado”, con la finalidad de evadir la responsabilidad del Estado Mexicano con respecto a los miles de víctimas fatales y los miles de desaparecidos.

Tan sólo en el sexenio de Felipe Calderón perdieron la vida 200 mil 047 personas, mientras que en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto la cifra ha sido superada llegando a más de 214 mil 679 antes de que concluya su gobierno, siendo el 2017 el año más violento de los últimos 20 años en México con más 41 mil 219 personas asesinadas.

Si el Estado Mexicano reconociera “la Guerra Contra el Narcotráfico” como tal, como lo hizo en aquel entonces Felipe Calderón Hinojosa, el Gobierno de México tendría que generar políticas de protección a la sociedad civil, lo que se traduce en destinar recursos económicos tanto para la reparación a las victimas como para subsanar los daños derivados por estos conflictos.

Sin embargo, al no reconocer el conflicto del Narcotráfico como “guerra” no asume esa responsabilidad, por esa razón el Estado Mexicano no ha reconocido que hay una guerra contra el crimen organizado.

Cabe destacar que, en su momento, Felipe Calderón Hinojosa en su discurso la llamó a la operación contra el crimen organizado “Guerra contra el narcotráfico”, tiempo después le dejó de llamar “guerra”, no obstante, alguno de sus asesores le informó sobre la enorme responsabilidad que asumía el concepto de “guerra” por lo que tiempo después iniciaron con el concepto de “combate al crimen organizado”, explicó el Centro de los Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM).

Y es bajo este concepto donde se quita la responsabilidad de protección a la sociedad civil con respecto a los efectos que pudieran derivar las acciones de combate al crimen organizado, pero a pesar de ello las comunidades internacionales reconocen las graves violaciones que se suscitaron a raíz de estas acciones cometidas en este período que incluye el tema de las desapariciones, fenómeno que hasta la fecha continua vigente.

En Chihuahua, los municipios con mayores índices de desaparición son: Cuauhtémoc, Ojinaga y Madera, el primero de ellos es considerado como “la puerta de las desapariciones” debido al número de carpetas de investigación relacionadas a este delito.

Al respecto, el fiscal de la zona occidente, Jesús Manuel Carrasco Chacón informó que del 2008 a la fecha se tienen contabilizadas 600 carpetas de investigación por desaparición, de las cuales cien corresponden al 2017, es decir que 500 son del trabajo acumulado de años atrás y que no se investigaron, es decir, son personas que no se buscaron, tal como muchas madres lo han externado en manifestaciones, a gritos, en donde en medio de esta exigencia solicitan a las autoridades se busquen a sus hijos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*