El panorama actual de la Conferencia Americana

109

Como sucede año tras año, los primeros días del inicio oficial de la temporada de la NFL traen consigo un torbellino de contrataciones; algunas irracionales y caras, pero otras muy interesantes. Las decisiones de los equipos en este período que todavía sigue determinarán la estrategia que seguirán durante el próximo draft.

A continuación, algunas observaciones acerca de lo que ha pasado en la AFC desde el 14 de marzo cuando comenzó oficialmente la temporada 2018-19 de la NFL:

AFC ESTE

Buffalo Bills

Se trata de uno de los equipos que han tenido más actividad. Me sorprendió que AJ McCarron tardara un poco en arreglarse con algún equipo. Lo hacía en Cleveland, pero Buffalo mandó a Tyrod Taylor a los Cafés y firmó a McCarron. Taylor ha dado todo lo que va a dar en la NFL. McCarron jugó bien cuando tuvo la oportunidad con Cincinnati. Podría ser una agradable sorpresa. Regresa Kyle Williams y traen a Star Lotulelei de Carolina y a Trent Murphy de Washington entre otros. Otro esquinero de primer nivel los convertiría en una defensiva dominante. Con dos selecciones en la primera ronda del draft (la N° 12 y N° 22), dos en la segunda y dos en la tercera, están en excelente posición de subir de lugar y firmar a un quarterback joven o adquirir jugadores de impacto.

Miami Dolphins

El tema en Miami parece ser “borrón y cuenta nueva” con la limpia que han hecho hasta el momento. Fueron despedidos los anteriormente cotizados agentes libres Ndamakung Suh, Julius Thomas, y Lawrence Timmons. A ellos se les unió el antes referente y líder del equipo Mike Pouncey. Jarvis Landry fue exiliado a Cleveland. Esto es señal clara y fuerte que Adam Gase quiere gente que se alinee con su filosofía. Los principales refuerzos que llegan son Danny Amendola, quien tomará el lugar de Landry, Josh Sitton, y Daniel Kilgore. Robert Quinn debe de funcionar mejor en el esquema Matt Burke que en el de Wade Phillips.

New England Patriots

Los Pats siguen, y seguirán siendo los Pats, mientras esté al frente de ellos Bill Belichick quien no se tienta el corazón para dejar ir jugadores que se entregaron por la franquicia, pero cuya producción no justifica salarios onerosos. Durante la mayor parte de su carrera, Tom Brady tuvo a Matt Light, o a Nate Solder como tackles izquierdos. La posición es ahora una gran duda y un alto riesgo para la salud de Brady. Aun cuando la producción de Solder declinó los últimos años, fue un jugador sólido. Este será el hueco más grande por llenar en 2018. Perdieron también a Cam Fleming, lo que significa que los dos tackles que protegieron a Brady en el pasado Super Bowl portarán un jersey nuevo la siguiente temporada. Antonio García, Matt Tobin y LeAdrian Weddle son los candidatos a reemplazarlos. Ninguno ha demostrado tener el nivel de Solder. Van a extrañar a Danny Amendola, quien fue el receptor favorito de Brady en las dos últimas postemporadas. Jason McCourty tomará el lugar de Malcolm Butler. Hace un año anticiparon la salida de Dion Lewis contratando a Mike Gillislee y lo complementan con Jeremy Hill en 2018. Canjes por Danny Shelton y Cordarrelle Patterson tienen el objetivo de fortificar a la defensiva y los equipos especiales. Adrian Clayborn espera tener el éxito que tuvieron Jabaal Sheard y Barkevious Mingo con el esqumea de los Pats. Belichick le saca jugo a naranjas que parecían ya exprimidas. Están apostando a que el proceso tendrá el mismo éxito. Volverán a ser los favoritos en la Conferencia Americana, pero no se ven tan fuertes como antes.

New York Jets

Hicieron el canje que ha cimbrado la estructura del próximo draft. Cedieron tres selecciones de segunda ronda, dos este año y una del siguiente, y su puesto N° 6 para subir al N° 3 que tenía Indianapolis. Siguen todavía buscando el quarterback franquicia que no han tenido desde Joe Namath. Tendrán tiempo de desarrollarlo después de renovar a Josh McCown y firmar a Teddy Bridgewater. Teddy era el quarterback franquicia de Minnesota hace tres años. Si recupera su nivel, se habrían sacado la lotería. Falta todavía mucho talento tanto en ofensiva como en defensiva para armar un plantel con nivel de postemporada. Si el quarterback que seleccionen en el draft resulta ser de élite, valió la pena el costo. Si no lo es, se retrasarán aún más en el proceso de renovación.

AFC NORTE

Baltimore Ravens

Después de calificar a playoffs en sus primeros cinco años al frente de los Cuervos, y de ganar el Super Bowl en 2012, el equipo de John Harbaugh ha llegado solamente una vez, después del campeonato en 2014. Steve Bisciotti, dueño del equipo, consideró su despido después de la temporada pasada. Ozzie Newsome dejará su puesto de gerente general después de 2018. La situación es complicada. Sufrieron la baja de Ryan Jensen, un excelente centro, Benjamin Watson y Mike Wallace. Firmaron a los receptores John Brown y Michael Crabtree. Defensivamente fueron un cuadro sólido, pero faltó mucho en el ataque. Alex Collins fue una agradable sorpresa, y esperan que se consolide. Sin mucho espacio para grandes contrataciones, todo parece indicar que el enfoque será en el siguiente draft. Hay muchos huecos por llenar incluyendo la posición de quarterback. Joe Flacco no ha sido el mismo desde que fue el Jugador Más Valioso del Super Bowl y recibió su contrato millonario.

Cincinnati Bengals

Dejaron ir a AJ McCarron, Russell Bodine, un centro productivo, y a Andre Smith, quien nunca justificó su selección de primera ronda. Retuvieron los servicios de Kevin Huber y Tyler Eiffert, y contrataron a Preston Brown y Chris Baker para reforzar la defensiva. Cordy Glenn, quien llegó en un canje con Buffalo deberá consolidar la línea ofensiva. Esperan que las selecciones de los tres drafts más recientes empiecen a producir, en particular los receptores John Ross y Tyler Boyd. Joe Mixon dio destellos suficientes para no retener a Jeremy Hill, pero es otro equipo al que le faltan varias piezas para ser considerado contendiente.

Cleveland Browns

En la nota que publiqué el 13 de marzo, profundicé acerca de la actividad de John Dorsey en agencia libre y a través de canjes. Han sido de los equipos con más movimiento, empezando con el canje por Tyrod Taylor y la contratación de Drew Stanton para darle estabilidad a la posición de quarterback. Se espera seleccionen a otro quarterback con la primera selección global, o con la cuarta. Carlos Hyde tomará el lugar de Isaiah Crowell. La gran baja fue el retiro de Joe Thomas, uno de los mejores tackles ofensivos de los últimos tiempos. Firmaron a Chris Hubbard de Pittsburgh y a Donald Stevenson de Denver, que no han demostrado ser más que buenos suplentes. La defensiva secundaria debe ser mejor con Damarious Randall, Terrance Mitchell y Travis Carrie. Esperan que Jarvis Landry forme un trío productivo de receptores con Josh Gordon y Corey Coleman. Son el equipo con más espacio en el tope salarial para reforzarse aún más. Tendrán cinco selecciones en las dos primeras rondas. El futuro de esta franquicia, cuyo reciente pasado ha sido lamentable, se fincará en las decisiones de Dorsey.

Pittsburgh Steelers

Sin mucho presupuesto disponible, este equipo espera crear espacio en las siguientes semanas para poder firmar a sus futuras selecciones en el draft, y en particular para buscar un acuerdo a largo plazo con Le’Veon Bell. Llegan dos refuerzos a una defensiva que les costó la posibilidad de avanzar al campeonato de conferencia. Jon Bostic ocupará el puesto de Ryan Shazier, pero será difícil reemplazar lo que Shazier representó para los Acereros. Morgan Burnett es un buen jugador que ya vio pasar sus mejores años, pero es mejor elemento que Mike Mitchell cuyo puesto ocupará.

AFC SUR

Houston Texans

Los Texanos hipotecaron su futuro en el draft de 2017, cuando hicieron un canje con Cleveland para quedar en posición de seleccionar a Deshaun Watson. Watson asumió el control de la ofensiva en el segundo tiempo del partido inaugural. Después de un plan de juego conservador en su primer partido como titular una semana después, le soltaron las riendas y lanzó 18 pases de touchdown en los siguientes cinco partidos. Una lesión en la rodilla le marginó el resto de la temporada. Hubo un reporte que Bill O’Brien modificó el esquema ofensivo para aprovechar más las facultades de Watson. En la agencia libre hicieron contrataciones de jugadores sólidos a buen precio como Zach Fulton, Seantrel Henderson y Senio Kelemete en la línea ofensiva. Otro punto débil en 2017 fue la defensiva secundaria. Para mejorar, contrataron a Tyrann Mathieu, a Aaron Colvin, cuyo desempeño como tercer esquinero en Jacksonville fue de excelente nivel, y a Johnson Bademosi quien contribuyó en la secundaria de los Patriotas. Renovaron también a Johnathan Joseph. No tendrán selecciones en las dos primeras rondas, pero si Watson juega a un nivel similar al del año pasado, Houston podría ser el equipo con mejores posibilidades de acabar con el dominio de los Pats.

Indianapolis Colts

Después del fiasco que fue el nombramiento de Josh McDaniels para que poco después decidiera permanecer en New England, el futuro de esta franquicia está en el aire. Chris Ballard tiene una excelente reputación como directivo, pero no tuvo grandes opciones después del cambio de opinión de McDaniels. Otros que hubieran sido opción se acomodaron en otros equipos. Frank Reich nunca ha sido entrenador en jefe. Fue coordinador ofensivo en Philadelphia, pero no el arquitecto de la ofensiva ni quien mandaba las jugadas. Las dudas sobre su capacidad abundan, pero Doug Pederson estaba en la misma situación en 2016, y nos sorprendió con un campeonato en su segundo año. No sabemos si Andrew Luck será capaz de volver a jugar y si lo hace, a qué nivel. Las carencias son muchas tanto a la ofensiva como a la defensiva. El canje con los Jets, que redituó dos selecciones de segunda ronda para este año y otra para el siguiente, ayudará un poco. Ninguna de las bajas en agencia libre fue significante, pero tampoco los jugadores firmados son de gran impacto. Ryan Grant tomará el lugar de Donte Moncrief. Frank Gore fue buen jugador, pero no un corredor sobre el cual basar un buen ataque terrestre. Matt Slauson ha deambulado por varios equipos de la NFL porque contribuye, pero no muestra consistencia. Chris Ballard pasará muchas noches de desvelo antes del 26 de abril.

Jacksonville Jaguars

Me queda claro que Tom Couhglin y Doug Marrone creen en Blake Bortles. Pocos días antes del inicio de la agencia libre, en donde pudieron haber buscado a Kirk Cousins, AJ McCarron, o un canje por Eli Manning, optaron por firmar a Bortles por tres años. Bortles ha tenido sus momentos, pero no ha sido consistente. Su desempeño en la temporada regular y en playoffs fue mediocre, pero en ocasiones tuvo destellos de grandeza. Marrone y Coughlin lo conocen mejor y nadie duda de su acumen en este deporte. Por el momento no queda más que confiar en ellos. Este podría ser la mejor oportunidad de los Jaguares antes que les llegue la factura de los últimos tres años de agencia libre. En 2016, firmaron a Malik Jackson y Tashaun Gipson, y en 2017 a Calais Campbell y A.J. Bouye. En marzo fue el turno de Andrew Norwell y Austin Seferian-Jenkins. Dejaron ir a Allen Robinson, Allen Hurms y Aaron Colvin, reemplazando a los dos últimos con Donte Moncrief y D.J. Hayden. La apuesta por Bortles es arriesgada para un equipo que está repleto de talento, pero que se verá en aprietas para no rebasar la nómina próximamente.

Tennessee Titans

Varios equipos han buscado emular el sistema ganador de los Patriotas, pero sin éxito. El próximo en la lista es Tennessee empezando con la contratación de Mike Vrabel como entrenador en jefe. Las dos contrataciones más importantes hasta el momento han sido Malcolm Butler y Dion Lewis, jugadores que fueron clave en las dos últimas victorias en Super Bowls de New England. Tienen espacio suficiente para otras contrataciones y para firmar a quien llegue en el draft. Al igual que Bortles, Marcus Mariota ha sido inconsistente. Al igual que los Jagures, tienen un ataque terrestre potente, pero carecen de receptores dominantes. Podrían enfocarse a reforzar una defensiva que no produjo en el último año como coordinador del legendario Dick LeBeau.

AFC OESTE

Denver Broncos

Será el segundo año de Vance Jospeh al mando de los Broncos. John Elway forzó la salida de varios asistentes y eso le resta credibilidad y autoridad a un entrenador en jefe. Case Keenum será el candidato a quarterback titular la próxima temporada después de su excelente desempeño con Minnesota. Keenum tiene que demostrar que no fue “llamarada de petate”, y consolidarse. Se espera que con la quinta selección global vayan por un quarterback si todavía está disponible uno de los cuatro más cotizados. Obtuvieron a Jareed Veldheer de Arizona para reforzar una línea ofensiva porosa. Hace faltan también un buen corredor, un receptor y un ala cerrada. Canjearon a Aqib Talib a los Carneros. Esta ya no es la defensiva que fue responsable por el campeonato de 2015. Esperan que Tramaine Brock pueda ser su tercer esquinero. Dudo que la familia Bowlen llegara a despedir a Elway, pero la paciencia de los fans con sus decisiones recientes va disminuyendo año tras año. Este draft será decisivo y temo que erre escogiendo a un quarterback en lugar de ir por el mejor jugador disponible.

Kansas City Chiefs

Andy Reid decidió darle vuelta a la tortilla y renovar un plantel que había ganado dos títulos consecutivos de división, pero que fue eliminado a la primera en playoffs. Llegó el turno de Pat Mahomes como quarterback. Lo rodearon de talento al firmar a Sammy Watkins, quien no jugó al nivel esperado en Buffalo ni en Los Ángeles. Tomará el lugar de Albert Wilson. Zach Fulton fue un jugador sólido en la línea ofensiva que ahora será titular en Houston. Si Kansas City se quedó en la orilla fue más bien por la mediocridad de su defensiva. Dejaron ir al venerable Derrick Johnson y firmaron a Anthony Hitchens de Dallas para que tomara su lugar. Es un cambio por juventud, pero no por calidad ni experiencia. Fuera también quedaron los esquineros Marcus Peters por canje y Terrance Mitchell que emigró como agente libre. De entrada, esta unidad parece más vulnerable que la que presentaron en 2017, por lo que el enfoque del siguiente draft será reforzarla. No tendrán selección en la primera ronda por el canje el año pasado para subir de lugar y seleccionar a Mahomes.

Los Angeles Chargers

Anthony Lynn no fue considerado entre los candidatos a ser el entrenador en jefe del año. Fue una gran injusticia. Ningún equipo jugó en peores circunstancias que los Cargadores en un estadio de soccer repleto de fans de sus rivales. Perdieron por lo menos tres partidos porque sus pateadores no cumplieron. Aun así, quedaron fuera de los playoffs con marca de 9-7, por el sistema de desempate de la liga a pesar de haber vencido 54-24 a Buffalo, que sí calificó. Esperan que Caleb Sturgis resuelva los problemas que han tenido pateando goles de campo y puntos extras. Mike Pouncey podría ser fundamental consolidando una línea ofensiva históricamente mala, pero su historia de lesiones nos hace dudar. Virgil Green, quien llega de Denver es un ala cerrada que ha sido productivo. No sufrieron bajas importantes en la agencia libre y están a la mitad de la tabla en el orden del draft y en el espacio en nómina. Son mi favorito para ganar esta división.

Oakland Raiders

¿Cómo se adaptará el voluble Jon Gruden a la NFL de hoy en día? La paciencia no es una de sus virtudes lo cual quedó constatado con el despido abrupto de Marquette King, uno de los mejores pateadores de despeje de la liga. Él fue parte de una limpia que incluyó a David Amerson, Michael Crabtree, Denico Autry y Marshall Newhouse. Fueron de los equipos que más jugadores ha fichado hasta el momento: Doug Martin, quien podría llegar a ser un jugador importante, Jordy Nelson, Kevin Smith y del lado defensivo a Shareece Wright, Tahir Whitehead, Leon Hall y Marcus Gilchrist. Tendrán la décima selección global del draft y cuentan con seis selecciones en la sexta ronda. Reggie McKenzie pegó “jonrón” en el 2014 con Khalil Mack y Derek Carr, pero lo “poncharon” en los tres siguientes años. Tiene antecedentes con Gruden en Green Bay, pero si no produce en este draft podría ser reemplazado.

La próxima semana examinaremos el panorama de la NFC.

Hasta entonces, ¡rumbo a Atlanta!

Raúl Allegre0

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*