El asesino en serie del Motel en la Ciudad de México

169
Por: La Redacción.
Ciudad de México., 31 de enero del 2018.- Cuatro jóvenes mujeres fueron brutalmente asesinadas el pasado 2017 en la Ciudad de México y a pesar de lo sonado mediáticamente, las autoridades no han podido dar con el o los responsables de estos feminicidios.Las jóvenes mujeres no llegaron a cumplir ni los 30 años, todos sus anhelos fueron truncados por la mano asesina que les arrebato la vida en el interior del cuatro de un motel, en donde las chicas prestaban sus servicios de escort o trabajadoras sexuales de “lujo”.

Los asesinatos de las cuatro jóvenes iniciaron el pasado 4 de febrero de 2017, con el homicidio de Wendy Vaneska de Lima, posteriormente el 13 de abril de 2017, fue localizado el cuerpo de Katya en el Hotel Estadio, le siguió Génesis Ullianys Gibson asesinada el 17 de noviembre de 2017 fue encontrada en el Hotel Platino y la última mujer asesinada fue encontrada el pasado 27 de diciembre de 2017 y respondía al nombre de Karen Ailén Grodzinski.

Cabe destacar que estas dos últimas mujeres la Fiscalía General del Estado de México encontró un patrón a seguir por el que sería catalogado como un homicida múltiple, ya que tanto Génesis Ullianys Gibson como Karen Ailén Grodzinski, no solamente eran modelos y escorts al igual de las otras dos chicas asesinadas, sino que, además ambas ofrecían su trabajo en la página denominada ZonaDivas.com.

Aunque el propietario de la página ZonaDivas.com se deslindó que las jóvenes trabajaran para dicha página web en donde ofrecían desde el acompañamiento a altos ejecutivos como otros servicios de índole sexual.

Lejos de todo esto, los cuatro crímenes se desarrollaron dentro del mismo ambiente, el cuarto de un motel, en donde la estructura sino es igual pero parecida, dejando entrever que el homicida conocía a la perfección.

En los cuatro casos, las autoridades no han logrado establecer quienes o quien perpetraron los asesinatos de estas jóvenes de escasos 30 años, los motivos saltan a la vista, dos de ellas les arrebataron la vida de un tiro en la cabeza, mientras que a las otras dos las degollaron hasta morir desangradas en la cama del cuarto de un motel.

Otra de las coincidencias existentes son las tarifas que las cuatro mujeres cobraban a sus clientes, las cuales ascendían de 2 mil pesos por hora hasta los 4 mil pesos con hotel incluido, además de que las dos últimas victimas se conocían.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*