Destaca la CNDH deuda del Estado Mexicano a periodistas víctimas de la impunidad

59

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., 8 de agosto del 2018.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, presentó la campaña “Con Violencia No Hay Libertad de Expresión”, con la cual pretende a visibilizar los riesgos que enfrentan los periodistas en el país, al mismo tiempo con el cual busca evidenciar la relevancia de su trabajo y la necesidad de que se les proteja.

González Pérez, subrayó que el Estado mexicano tiene una deuda pendiente con las víctimas, que no se puede cuantificar o compensar, porque al permanecer impunes la mayoría de los casos no se les ha proporcionado la verdad, la justicia y la reparación a la que tienen derecho.

 Y expresó que la problemática que enfrentan los periodistas, derivada de la violencia, impunidad y falta de condiciones de seguridad en diversas regiones del país, es parte de complejo panorama que enfrentan los derechos humanos en México.

“Requerimos seguridad, pero no a cualquier costo y no por cualquier medio, sino la que corresponde a un Estado Democrático de Derecho, sustentada en el respeto irrestricto de los derechos humanos y en el cumplimiento y aplicación oportuna de la ley, por lo que no debe descartarse la justicia transicional como camino para lograr la verdad y la reparación a las víctimas, así como una efectiva rendición de cuentas por las autoridades”, dijo.

“La reconciliación no debe ser incompatible con el acceso a la justicia y el derecho a la verdad. El respeto y aplicación de la ley tampoco debe verse como un obstáculo para la construcción de la paz y los procesos de reconciliación”, aseveró el ombudsman nacional.

El cambio y la recomposición de los poderes Ejecutivo y Legislativo federales, así como en diversas entidades de la República, son la oportunidad para la revisión y replanteamiento de nuestras políticas públicas en materia de seguridad y justicia, bajo una visión integral que atienda no solo las manifestaciones más evidentes de inseguridad y violencia, sino también sus causas estructurales.

La pobreza, discriminación, exclusión y falta de oportunidades deben reducirse en un entorno de respeto a la dignidad humana donde sea posible el libre y debido desarrollo de las personas, y donde las libertades de expresión y a la información sean vigentes.

Cabe destacar que de acuerdo con cifras de la CNDH se tiene el registro de 138 homicidios de periodistas desde el año 2000 y 21 están desaparecidos desde 2005. Puntualizó que el incremento alarmante de los homicidios y desapariciones de comunicadores refleja lo que ocurre a nivel nacional en materia de seguridad.

Por su parte, Balbina Flores criticó que las investigaciones de las procuradurías y fiscalías no incluyan la perspectiva de género ni tomen en cuenta los antecedentes de su actividad periodística. Indicó que el 52% de las periodistas agraviadas cubrían la fuente política, “lo que nos lleva a pensar que los que más agreden son funcionarios públicos”, por lo que las investigaciones no llegan a ningún lado y los casos quedan impunes.

María Idalia Gómez planteó la necesidad de que, como gremio, los periodistas continúen esta lucha, porque los esfuerzos han sido aislados y sin conciencia plena de lo que sucede. Criticó que se ignoren los nombres de los periodistas fallecidos, qué fue de sus familias y qué hicieron sus empresas para ayudar a los deudos y exigir justicia. “Nadie sabe de eso porque los abandonamos”, añadió.

Esteban Román señaló que la población no toma la violencia contra los periodistas como tema prioritario. Consideró que es pertinente realizar una campaña de sensibilización de los derechos y protección a los periodistas, ya que su desempeño es primordial para la democracia en México.

Roberto Rock señaló que el agravio hacia los periodistas ha sido atendido de manera insuficiente por las autoridades a nivel federal y local, las instancias creadas han resultado rebasadas, ya que en los estados es donde se enfrenta el mayor desafío. La impunidad es un factor que recicla el fenómeno que genera un caldo de cultivo para que el fenómeno se reproduzca. Mencionó que la autocensura debe ser analizada y sumar esfuerzos para que sea erradicada.

Leopoldo Maldonado refirió que la violencia contra los periodistas se ha normalizado y no se ha garantizado la protección como se comprometieron el Ejecutivo federal y los gobernadores. Dijo que no se puede hablar de verdadera democracia cuando ocurren agresiones a la prensa y se censura a través del asesinato, desaparición, tortura y en las redes sociales hacia las mujeres periodistas que son hostigadas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*