César Duarte esta ubicado por parte de autoridades de EUA a través de su petición de residencia

164

Por: La Redacción.

Chihuahua, Chih., 21 de febrero del 2018.- El gobierno de los Estados Unidos tiene ubicado al exgobernador priista de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, a través del trámite que el político mexicano realizó mediante una de sus hijas nacida en la Unión Americana para obtener la residencia permanente en ese país.

Duarte Jáquez como solicitante de la denominada tarjeta verde tuvo que proporcionarle al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos una dirección y un número de teléfono por lo que el gobierno norteamericano conoce a la perfección la ubicación del ex mandatario priista en El Paso, Texas, explicó uno de los abogados especializados en migración más reconocidos por las autoridades estadunidenses, José Pertierra.

“Como arranque del proceso de solicitud de residencia permanente, se tiene que llenar la forma Visa I–130, en la que el ICE exige como requisito inapelable el nombre completo, dirección y teléfono del peticionario (la hija del exgobernador) y del beneficiario (Duarte Jáquez)”, explicó.

El segundo paso del proceso, si se aprueba el primero, consiste en que el beneficiario acuda a un centro migratorio para que le tomen las huellas dactilares y los datos biométricos. Ahí nuevamente le piden una dirección y un número de teléfono, o que confirme los que ya había dado.

“Si por alguna razón cambia de dirección o número de teléfono, el beneficiario tiene que notificar a las autoridades migratorias de esto por medio de la forma AR11. Es decir que el gobierno de Estados Unidos sabe perfectamente dónde se encuentra exactamente un solicitante de residencia permanente”, afirmó Pertierra.

Ante la solicitud de arresto con fines de extradición que entregó el gobierno de Peña Nieto al de Trump, Jáquez bien podría haber abandonado ya Estados Unidos, con lo cual pondría en riesgo a su hija.

“De buscarlo los agentes federales en la dirección que entregó a ICE, y al no encontrarlo, irían a la dirección del peticionario. Si se niega a dar la ubicación del fugitivo, el peticionario incurre en el delito de obstrucción de la justicia, porque al momento de que se busca al beneficiario cuando un gobierno extranjero lo solicita en extradición, se le cataloga como ‘inmigrante indocumentado’ y ocultar el paradero de él es otro delito, el de tráfico de personas, que puede ser castigado con entre 15 y 20 años de prisión”, explicó el abogado.

Según el protocolo del acuerdo binacional de extradición, después de que el gobierno mexicano entregó al Departamento de Estado la solicitud de arresto con fines de extradición de Duarte Jáquez, esa instancia debe transmitirla al Departamento de Justicia, que al recibirla tendría que declarar “delincuente” a Duarte y pedir a una corte federal una orden de captura. Cuando ésta se libra, se procede a la aprehensión.

Por el trámite migratorio en el que está Duarte Jáquez, tendrá que pedírsele que de manera voluntaria se presente ante las autoridades migratorias. El procedimiento indica que, de no hacerlo, se procede a la captura, y cuando ésta se logra el delincuente es enviado a una prisión federal hasta que se les entrega a las autoridades mexicanas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*