Baltimore visita Pittsburgh la noche del domingo

82

Cuando parecía que la temporada de los Steelers se les iba de las manos, Ben Roethlisberger y una defensiva oportunista sacaron agua del barco para darle a Pittsburgh una importante victoria la noche del lunes en Tampa.

El “Big Ben” completó 30 de 38 para 353 yardas y 3 touchdowns en el triunfo de los Steelers 30-27 sobre los Buccaneers, para mejorar su récord a 1-1-1.

La defensa de Pittsburgh aceptó 455 yardas, pero también forzó cuatro intercambios de balón, incluidas tres intercepciones a Ryan Fitzpatrick y una que Bud Dupree se llevó hasta las diagonales.

Este domingo los Steelers regresan al Heinz Field para enfrentar al más odiado de sus rivales: los Baltimore Ravens.

“¿Que si me gusta esta rivalidad? Sí y no”, dijo Roethlisberger. “Sí, en el sentido de que recuerdo los días contra el 55 [Terrell Suggs], Ray Lewis, [Haloti] Ngata, Ed Reed, y la lista sigue y sigue. Son tipos a los que respeto mucho, son jugadores del Salón de la Fama. Es divertido en ese sentido. Y no es divertido porque, por lo general, después de estos partidos te sientes como si hubieras estado en cinco o seis accidentes de auto. Esta es una gran rivalidad”.

La defensiva de Baltimore es la mejor de la NFL, al aceptar un promedio de 273 yardas por juego, sin duda el mayor reto hasta de la incipiente campaña para Pittsburgh, que posee el segundo mejor ataque de la NFL (453.3).

Los Steelers tienen que encontrar equilibrio en la ofensiva y eso significa que el corredor James Conner debe estar más involucrado. Contra Tampa Bay, Conner apenas tuvo 61 yardas por tierra, mientras Stevan Ridley sumó otras 18.

Si el ataque de Pittsburgh es unidimensional, la defensa de los Ravens se concentrará exclusivamente en presionar a Roethlisberger.

Un problema en esa defensiva es el perímetro, así que los receptores Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster podrían tener otro día de jugadas grandes.

Cuando Baltimore tenga el balón, el veterano Joe Flacco tratará de exponer a la defensiva 29 de la NFL; los Steelers aceptan, en promedio, 410.3 yardas por juego, incluidas 288 por la vía aérea.

Además, los Ravens tienen el 100% de efectividad en zona roja: han anotado en sus 12 posesiones dentro de la yarda 20 del rival.

Lo mejor de Pittsburgh está en el front-7, con los linebackers Dupree, T.J. Watt y el tackle defensivo Cam Heyward.

Los Steelers han ganado nueve en fila en domingo por la noche y la racha incluye dos triunfos sobre Baltimore.

En casa, Roethlisberger tiene marca de 21-3 en prime-time en temporada regular, con 55 touchdowns y 16 intercepciones.

Pittsburgh busca su cuarto triunfo en fila sobre Ravens.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*