Truena la tierra y sucumbe la Ciudad de México

48

 

Por: Proceso.

Ciudad de México., 19 de septiembre del 2017.- Nubes de polvo se levantaron por sobre la ciudad y cundió el pánico en las calles, avenidas, parques y plazas repletas de capitalinos, con el rostro desencajado y aferrados a sus teléfonos móviles, yendo de un lado para otro, para capturar una señal y tener comunicación, vía telefónica y por Internet, con sus familiares.

No terminaba la furia de la tierra cuando comenzaron a correr versiones sobre edificios caídos en La Condesa, la Guerrero, Coapa, Narvarte, Del Valle, Coyoacán y en zonas del Estado de México.

Luego vinieron, prácticamente en vivo, las imágenes sobrecogedoras sobre edificios que se venían abajo y las crisis nerviosas que se desencadenaron.

Pero, una vez más, como en el 19 de septiembre de 1985, los ciudadanos se anticiparon otra vez al gobierno y tomaron en sus manos el rescate de las víctimas, sepultadas por los escombros.

Las cifras de la tragedia fueron emergiendo con el paso de los minutos: De golpe, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, informó del saldo preliminar: 42 muertos en la entidad.

En Puebla, donde fue el epicentro, también comenzaron a fluir imágenes de la destrucción y las cifras letales.

Pasadas dos horas del terremoto, las autoridades de todos los niveles no habían tenido una mínima aproximación de los daños, en la Ciudad de México y de los estados que padecieron el sacudimiento demencial de la tierra.

Vienen horas, días, semanas, quizá meses de esfuerzos ante este terremoto que vuelve a sacudir el Valle de México exactamente 32 años después del de 1985, que puso a los mexicanos a prueba, como los pone ahora una vez más.

www.proceso.com

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*