Tibio encuentro y empate a uno en el Azteca

52

 

Por: La Jornada.

Ciudad de México., 12 de junio del 2017.- Con una de sus actuaciones más tibias de las que ha realizado en el hexagonal de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (Concacaf), México empató 1-1 con Estados Unidos en el estadio Azteca, que se encontraba lleno, y dejó pendiente su clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Ante la baja de Jesús Tecatito Corona, Juan Carlos Osorio se respaldó en Hirving Lozano para generar el ataque, aunque sin el efecto esperado, mientras Guillermo Ochoa tuvo algunas deficiencias al proteger el arco.

Cuando apenas corrían seis minutos en el reloj, Estados Unidos sorprendió a los tricolores al tomar la ventaja en el marcador.

En una distracción de Javier Chicharito Hernández, Michael Bradley robó el esférico y se fue al contragolpe. Ochoa se adelantó en la salida y el estadunidense aprovechó para lanzar un tiro de larga distancia para poner el 1-0.

El tanto de Bradley dejó fríos a los aficionados mexicanos que habían llenado el estadio Azteca, así como a los propios jugadores. Incluso, por unos minutos, el Tricolor se mostró desequilibrado, pero tras algunas indicaciones del técnico Juan Carlos Osorio retomaron el ritmo.

Jonathan dos Santos recibió el balón fuera del área y se animó a buscar la igualada con un disparo cruzado, pero el esférico pasó por el costado izquierdo.

Chicharito Hernández también se quedó cerca de anotar al recibir un extraordinario pase elevado de Carlos Vela, pero falló en la dirección del remate, al tiempo que Omar González desvió la pelota.

El polémico grito ¡Eeeh, puto! volvió a aparecer entre los aficionados cada vez que el arquero rival despejaba el esférico, mientras el audio del estadio Azteca intentaba disimularlo con el de México.

Carlos Vela desató la euforia al minuto 23 al conseguir el empate con un potente disparo desde el sector derecho. El canto de ¡Olé, olé, olé, Vela, Vela! se escuchó en el Coloso de Santa Úrsula, seguido del Cielito lindo.

Osorio experimentó con Oswaldo Alanís como lateral, pero éste no tuvo buen desempeño y salió de cambio por Jesús Gallardo, de mejor actuación.

En el complemento, Javier Aquino entró por Marco Fabián, quien ya se había resentido de una lesión en la rodilla.

Estados Unidos no se replegó y se fue en busca del gol, pero México se mantuvo firme y tampoco desistió en la ofensiva.

Christian Pulisic lanzó un disparo de peligro y Ochoa salvó al atajar el balón.

En el cobro de un tiro libre, Héctor Herrera se quedó cerca del gol al lanzar un potente disparo que pegó en el travesaño. Bradley también puso tensión en la cancha con un remate que chocó en el poste izquierdo.

Los ataques de ambas selecciones no fueron eficaces, por lo que el Tri no pudo sacar la victoria en casa y aunque sigue como líder en la Concacaf, con 14 unidades, tendrá que esperar para amarrar su boleto a Rusia, mientras Estados Unidos se fue con un empate que le sabe a gloria.

El plantel mexicano viajará a Rusia para su cita en la Copa Confederaciones 2017.

Al terminar el partido, Osorio salió corriendo de la cancha. La conferencia del entrenador fue breve. Dijo que la intención del conjunto estadunidense fue clara desde el principio, como lo dejó en evidencia con apenas un par de jugadas de contragolpe, una de ellas aprovechada para marcar el gol tempranero.

A nosotros no nos queda sino seguir mejorando, destacó el entrenador colombiano; como hemos visto, los rivales vienen acá para defenderse al estadio Azteca.

Antes de marcharse declaró que el partido sirvió para dar oportunidad a jugadores que no habían participado en un encuentro en el Coloso de Santa Úrsula.

www.lajornada.unam.com.mx

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*