Tenemos esperanza en visita de Relatora de la ONU, aseguran indígenas en Chihuahua

171

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., 11 de noviembre del 2017.- La visita de la Relatora de los derechos humanos de los pueblos indígenas de la ONU, Victoria Tauli-Corpus “nos ha traído esperanza” a los pueblos Odami, raramuri y Yaki, aseguraron las comunidades de la Sierra de Chihuahua, quienes manifestaron que durante su encuentro con la funcionaria llevarán a cabo la denuncia de una serie de violaciones a la dignidad humana que han sufrido en décadas enteras.

Los pueblos indígenas en la Sierra Tarahumara han sido invisibilizados por los mestizos a tal grado que el despojo de tierras es la punta del iceberg en el tema de la desaparición forzada de familias completas, situación que ha sido aprovechada por el crimen organizado para sembrar el terror entre las comunidades y apoderarse de ganado, predios y bosques que talan en total impunidad, terminando con la riqueza natural ancestrales que yacen en las entrañas de las montañas.

Ya los pies ligeros no corren por las montañas de la Sierra Tarahumara y lo aguajes están a punto del colapso, los bosques y las llanuras impresionantes por su majestuosidad están siendo invadidas por “megaproyectos” de empresarios sin escrúpulos que en contubernio con gobernantes corruptos se han apoderado de estos predios ancestrales bajo el pretexto de la modernización y del bien común, dejando de lado el valor real de la naturaleza, ese significado que para las comunidades indígenas representa la vida.

Los “chabochis” erosionan la tierra, talan los árboles, argumentando traer para las comunidades “grandes beneficios”, sin embargo, en nada de los planes se les consulta, mucho menos se les otorgan las participaciones obtenidas de los proyectos.

Los pueblos indígenas aseguraron estar “cansados y tristes por no ser tomados en cuenta por los chabochis”, esos hombres blancos que vienen de fuera a despojarlos, de esos quienes les aseguran con mentiras que desean todo lo bueno para ellos y los discriminan.

Por ese motivo, alrededor de 40 personas de cada etnia se reunirán con la relatora, dentro de las cuales se encuentran Odamis, Raramuris y del pueblo Yaki del estado de Sonora, este último hará énfasis en la denuncia por la construcción de una presa en su territorio.

Los pueblos indígenas de la Sierra Tarahumara a lo largo de décadas han vivido en el rezago y discriminados por parte de los mestizos tanto en el aspecto social político y cultural, pues es todavía hora de que a pesar de todos los avances en materia de derechos humanos que no existe representatividad indígena en los cabildos, ni en el congreso local.

En ese contexto de violencia y desigualdad se encuentran inmersos los indígenas, además de ser despojados de su territorio con la imposición de “megaproyectos” en los cuales se les promete incluirlos y al final los dejan en el rezago, contaminando y talando su bosque.

Las problemáticas de las comunidades de la Tarahumara no son de unos años para atrás, sino de décadas y hasta muchos más años, quizás desde la conquista, refirieron los raramuris, odamis y Yakis, precisamente el tema de la posesión de la tierra que debiera estar desde el tiempo de la Revolución ya finiquitado, es una de las asignaturas pendientes en la Sierra de Chihuahua, sin embargo, las comunidades desde hace mucho tiempo han solicitado la documentación de sus predios para la legalidad de la tenencia de la tierra y tanto la Federación como el Gobierno del Estado “nunca jamás nos han dicho nada, ni escuchado”.

Los indígenas solo han logrado expresiones como “vayan allá a sus tierras, será allá donde les vamos a resolver y nunca resuelven nada”, por eso le pedimos al presidente que cumpliera con su deber porque con la tenencia de la tierra se evitarían muchos problemas y muertes en la Sierra Tarahumara.

Desaparición forzada de familias completas o bien el desplazamiento por las constantes agresiones por parte del crimen organizado que se apodera de tierras y ganado, hace que, en estos momentos de mayor crisis de violencia, la visita de Victoria Tauli-Corpuz a Chihuahua sea “esperanzadora”, porque ella al conocer las problemáticas que viven las comunidades dará una recomendación al Estado Mexicano para que dé una solución a todos estos problemas, dijeron los indígenas.

La fe que poseen los indígenas de Sonora y Chihuahua en la Relatora de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz obedece a que ella “también es indígena” y ha manifestado su deseo de visitar la Sierra Tarahumara para conocer las problemáticas que enfrentan las comunidades, por ese motivo este encuentro es de suma relevancia y esperanza para la visibilización de los derechos de quien por derecho ancestral tienen de poseer la tierra.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*