Reclamos entre PRI y Morena por recursos a damnificados

37

Por: La Jornada.

Ciudad de México.,. 3 de octubre del 2017.- La ausencia de acuerdo entre los partidos políticos representados en la Cámara de Diputados, para iniciar el debate en torno al futuro del financiamiento público a esas instancias, dio pie a una escaramuza entre legisladores del PRI y Morena tras el reclamo de los representantes del Revolucionario Institucional, al resto de los fuerzas políticas para que regresen las prerrogativas recibidas con objeto de ayudar a los damnificados del sismo.

En tribuna, la diputada del PRI, María Angélica Mondragón, exponía la postura del partido en torno a los acontecimientos del 2 de octubre de 1968. Al uso del micrófono calentó los ánimos de los legisladores presentes (a excepción del PAN, que se había retirado del salón de Plenos), para reclamar.

“¡Exigimos a Alejandra Barrales, al panista Ricardo Anaya y al fulano ese, Andrés Manuel López Obrador que entreguen los recursos en su totalidad, que sean congruentes, para apoyar a los damnificados del sismo!”.

A la par, desde sus curules, los diputados del PRI, del Verde, Nueva Alianza y PES mostraron cartulinas con las fotografías de Alejandra Barrales, Ricardo Anaya y Dante Delgado, mientras entonaban un coro: “canallas, canallas, canallas”.

Las cartulinas tamaño oficio, con las fotografías sonrientes de los tres dirigentes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano contenían las leyendas, “¡Anaya no seas canaya!” (sic) “¡Y Barrales puro rollo!”.

En ese momento el salón de Plenos comenzó a desordenarse, y fue el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien de acuerdo al reglamento cameral solicitó orden en primera instancia, y después con energía decretó un receso, quien evitó que los enconos llegasen a los golpes.

Y es que los priístas, verdes, aliancistas y del PES, no sólo exhibieron las cartulinas con las caras sonrientes de Barrales, Anaya y Delgado, también llevaron hasta la tribuna (en su parte baja) lonas de más de dos metros con las fotografías ampliadas de Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Andrés Manuel López Obrador, con una palabra de leyenda “¡Se buscan!”

El presidente de la Cámara de Diputados ordenó a todos los diputados que llevaran a sus curules las expresiones que desearan, pero que los espacios de la Secretaría General y de la Mesa Directiva, por norma no se podían ocupar con mensajes ni denuestos para nadie.

Esto calmó en gran medida el encono, no obstante por el salón continuaban diputados del PRI, portando otras grandes mantas con las fotografías de Ricardo Anaya, sonriente, y debajo como título: “¡Mientes!”.

También el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, fue objeto de los reclamos y burlas del PRI. En otra manta con la fotografía del tabasqueño al centro, se le reclamaba: ¡AMLO no seas lagarto #FirmaYa!

Las mantas con la imagen de Ricardo Anaya y de Alejandra Barrales fueron colocadas por los priístas en las curules vacías de los diputados panistas. En concreto, en las de Marko Cortés y Federico Doring.

El área de los integrantes de ese partido se encontraba vacía hasta que apareció Margarita Alemán, también diputada panista, quien aventó las mantas y las cartulinas con la cara de Ricardo Anaya.

Jorge Carlos Ramírez Marín exigió a los diputados del PRI, que habían colocado esas mantas en las curules del PAN, las retiraran con objeto de hacer prevalecer la civilidad y el orden. De inmediato los priístas respondieron y retiraron las imágenes.

Del otro lado del salón las diputadas del PRI, Paz Quiñonez y Gloria Hernández, colocaron frente a las curules de Morena la manta con la imagen de López Obrador, donde los morenistas habían desplegado media docena de cartulinas reclamando los casos Ayotzinapa, Odebrecht, Casa Blanca, entre otros.

La imagen no duró ahí más de un minuto porque las diputadas de Morena, Paola Félix, Patricia Aceves y Margarita Cuata, la recogieron con encono y se la llevaron fuera del salón en el basamento donde Morena tiene unas oficinas.

Tanto Paz Quiñones como Gloria Hernández atravesaron medio salón corriendo para recuperar la manta.

En el rehilete de entrada y salida al salón, Paz Quiñones exigió Paola Félix le entregara la manta. Hasta ahí se presentó Rocío Nahle, quien para evitar el jaloneo entre las legisladoras, pidió a las priístas que la colocaran en otro sitio, no a un costado del área que ocupa Morena.

Ya de regreso salón, las priístas con su manta escucharon al presidente de la Mesa Directiva exigir que todas las expresiones de los diputados se hicieran desde sus lugares, “aquí no hay lugares exclusivos para nadie, y la zona al frente del salón no pertenece a nadie y vamos a tomar medidas para que así ocurra”.

En tanto en el salón se reponían los diputados del desorden, y la insistencia de Ramírez Marín por no dar por concluida la sesión y mantener el trabajo legislativo.

Aún así desde las curules del PRI se escuchó un nuevo coro: “¡Felipe, Felipe Felipe!”, y también una voz femenina desde la zona del priísmo aclaró: “Se trata de Felipe Calderón, y a estas horas esperemos que esté sobrio, sino hay que mandarle a hacer un antidoping”.

Una vez que el presidente de la Cámara reinició la sesión y levantó el receso, todos los diputados que mantenían portando pancartas en contra de sus opositores, entre ellos Cuitláhuac García, de Morena, regresaron a su curul mostrando desde ahí sus inconformidades, derivadas de un debate que aún no inicia, sobre el futuro del financiamiento público de los partidos y las graves implicaciones que tendrían retirarlo para la política futura y los procesos electorales por venir.

www.lajornada.unam.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*