Masacre en iglesia es la peor matanza registrada en la historia de Texas: Greg Abbott

131

Por: La Redacción.

San Antonio, Texas., 5 de noviembre del 2017.- Un total de 26 personas perdieron la vida y decenas de heridos fue el saldo de un tiroteo ocurrido en una iglesia Bautista en San Antonio, Texas, informó el gobernador de ese estado norteamericano, Greg Abbott.

El terror se apoderó de los feligreses que acudían como cada domingo a celebrar la eucaristía al templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, lugar donde ocurrió lo que el mandatario texano calificó como “la peor matanza registrada en la historia de Texas”.

La tragedia es peor porque ocurrió en una iglesia durante un oficio religioso”, lamentó el gobernador, quien informó durante una rueda de prensa que las edades de las victimas mortales de estos hechos oscilan entre los 5 a los 72 años.

Hay niños de hasta cinco años y ancianos que están entre las víctimas de esta masacre, una de las cuales es Annabel Pomeroy, la hija de 14 años del pastor de la iglesia Frank Pomeroy.

Tras el ataque, las autoridades informaron se encuentran investigando si el atacante murió o bien si pertenece a una organización criminal, además si se trata de un solo tirador, aunque hasta el momento se sabe que es un hombre de poco más de 20 años.

Aunque las autoridades no han dado a conocer el nombre del agresor, en diversos medios de comunicación ha trascendido que se trata de Devin Kelley, quien fue descrito como un hombre blanco de 26 años quien murió después de una breve persecución.

El titular del Departamento de Seguridad Pública del Condado de Texas, Freeman Martin informó que el atacante vestía completamente de negro y portaba un chaleco antibalas. Sin embargo, tras llevar a cabo el tiroteo se enfrentó con un vecino que al escuchar los disparos cogió su rifle y le disparo en varias ocasiones hasta terminar con su vida.

Free Martín agregó que el tiroteo ocurrió alrededor de las 11.20 hora local momento en que se celebraba en la pequeña iglesia un oficio religioso, en ese instante Devin Kelley fue visto en una estación de servicio y poco después entró y disparó con un rifle semiautomático en contra de los asistentes al templo.

Producto de los disparos, 23 personas murieron de manera instantánea en el interior de la iglesia, dos más en el exterior y una posteriormente en un hospital. Poco después, de ocurrida la masacre fue localizar el vehículo del agresor en el interior del vehículo del tirador se encontraron varias armas.

El alguacil del Condado Wilson, Joe Tackitt, dijo que las víctimas no han sido identificadas todavía pero antes de hacer públicos sus nombres han de informar a sus familiares.

Por su parte, el fiscal de Distrito del Condado Wilson, Audrey Lewis, dijo que no hay “una amenaza latente” en el área.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*