Doña Chela la última nuera y la hija del General una historia jamás contada

109

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., 7 de junio del 2017.- Doña Chela, la última nuera del General Francisco Villa en compañía de su sobrina, Lorenza Villa Barraterán nos narraron los momentos más íntimos que el Centauro del Norte compartió al lado de sus esposas y sus hijos.

Entre las anécdotas que Doña Chela recuerda fueron las que en su momento Doña Luz Corral le compartió cuando ambas vivieron juntas en la casa conocida como la “Quinta Luz”, ahora museo de la Revolución Mexicana.

Recuerdo que ella me contaba que “al momento del nacimiento de su hija María Elena, Villa se disfrazó de sirviente para poder estar al lado de Lucita”, esto debido a que en esos momentos “los amigos se le habían volteado” al Centauro del Norte, dijo Doña Chela.

Por su parte, la nieta de Francisco Villa, Lorenza Villa Barraterán, detalló que su padre Aguedo Villa Alvarado, en vida le compartió que el General, no solo se disfrazaba para distraer a sus enemigos, sino que además llegaba temprano a las citas para observar si había peligro, de igual modo corroboró la versión de que el revolucionario se dormía en un lugar y aparecía en otro, esto debido a los numerosos ataques que sufría por parte de sus enemigos.

Villa era muy inteligente y la mayoría de las veces se reía de sus enemigos, decía “están pendejos”, expresó Doña Chela, quien dijo que su suegro a pesar de que no tenía preparación, su letra era muy hermosa y su lenguaje muy elegante.

En las películas se “ha choteado al General Francisco Villa”, con puras mentiras ya que él era muy sereno para hablar, no era como Emiliano Zapata, destacó que su actitud era muy distinta a los demás revolucionarios de la época, comentó Doña Chela apoyada por Lorenza Villa Barraterán.

Durante la plática Lorenza Villa Barraterán compartió un episodio de la vida del General con su hijo Aguedo, padre de Lorenza, quien comentó que en la intimidad el revolucionario adoraba a sus hijos, jugaba con ellos, “le agarraba los piecitos a Aguedo, lo aventaba al aire para luego recibirlo entre sus brazos.

Los hijos del General Francisco Villa que yo conocí y que sé que estaban reconocidos por mi suegro son los dos hijos que tuvo con Austreberta Rentería, una de Luz Corral que murió muy pequeña asfixiada con un ágata y no envenenada como muchos dicen, con María Isaac, con mi suegra solo tuvo a mi esposo de nombre Samuel, quien fue el único que eligió como profesión ser militar del ejército mexicano, otro de los hijos que tuvo, fue el hijo de Manuelita, quien se llamaba Trinidad Villa y quien vivió en Hidalgo del Parral y trabajo toda su vida en la Mina La Prieta.

Todos los hijos de Francisco Villa vivieron en la pobreza, al igual que sus madres, excepto el hijo que tuvo con Pilar Alvarado, Aguedo Villa Alvarado, quien al ser hijo de una mujer cuya familia era acomodada, pudo tener en su momento una mejor calidad de vida.

Por ese motivo, Aguedo pudo vivir al lado de su madre Pilar Alvarado en el rancho la Boca, muy cerca en donde actualmente se encuentra localizado en el ejido Santa Gertrudis, en el municipio de Delicias.

El parentesco entre Doña Chela y el General Francisco Villa

Doña Chela se casó con Samuel hijo de María Isaac y el Francisco Villa, posteriormente el primer hijo de Doña Chela y Samuel Villa fue bautizado por Austreberta Rentería y un hijo del general de nombre Francisco Villa.

Recuerda Doña Chela que al momento de bautizar a su primogénito de nombre Samuel Villa, se tomaron una foto en donde estaban los cuatro juntos, dicha foto nunca la recogió debido a lo complicado de la situación económica por la que cruzaba la familia.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*