Crecen las acusaciones por despojos contra Duarte por despojos de predios, ahora en Julimes

29

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., 22 de junio del 2017.-Lo que antes era un secreto a voces ahora con las diez detenciones que se han venido realizando a través de la Operación Justicia para Chihuahua que emprendió el gobernador del estado, Javier Corral Jurado en contra de la corrupción, se han destapado más abusos en contra de los ciudadanos, prueba de ello es la denuncia que hizo el representante del ejido Labor Nueva del municipio de Julimes, Chihuahua, Marco Antonio Porras Sáenz.

Los afectados detallaron que desde el 2011 tienen una sentencia ejecutada y desde la administración del ex gobernador del estado César Horacio Duarte Jáquez y el ex secretario general de gobierno Raymundo Romero se “hicieron pato” con el objetivo de adjudicarse la propiedad del ejido en donde asentaron sus ranchos con la finalidad de impulsar una Unión Ganadera apócrifa para bajar recursos de unos “fierros” inexistentes.

Finalmente, luego de apropiarse realmente del ejido, ambos exfuncionarios lo repartieron entre sus conocidos, es por ello que, los afectados del despojo del ejido Labor Nueva, en el municipio de Julimes señalaron que tras la operación Justicia para Chihuahua, que ha emprendido el gobernador Javier Corral Jurado, tienen “la esperanza se hagan las cosas adecuada” para que se concluya la tenencia de la tierra del ejido Labor Nueva que consta con 388 derechos de mil 422 hectáreas y que a su vez sean entregados los apoyos que anteriormente se les otorgaban a los propietarios de dichas tierras”, expresó Porras Sáenz.

A la fecha nos encontramos a la espera del reconocimiento de la propiedad de su tierra más de 40 años, toda una vida y que durante el sexenio de César Horacio Duarte Jáquez se nos dijo que “nuestros predios correspondían a una colonia que no existía y la cual era llamada El Barranco, pero nada más la utilizaron para sacar apoyos a Gobierno”.

Porras Sáenz manifestó que durante el sexenio anterior se creó una asociación ganadera sin tierra denominada “División del Norte” y en la cual se registró un importante número de fierro, es decir cabezas de ganado, en donde estuvieron involucrados tres funcionarios estatales, entre los cuales figura el nombre de Raymundo Romero.

De acuerdo a la explicación que otorgan los afectados con este despojo, es que dentro de los predios que comprende el ejido Labor Nueva es que el rancho de Raymundo Romero se encuentran predios ejidales de Babisas, San José de Carrizos que son bienes mancomunales, es decir son tres bienes mancomunales en los que están en posesión de los ejidatarios a los que encima llegaron los ahora exfuncionarios a despojarlos y en los que crearon una supuesta colonia, “encima de estas tres comunidades”.

Luego de ser invadidos y despojados de sus predios, los propietarios del ejido de Labor Nueva denunciaron que han sido víctimas de “amenazas de todo tipo e intimidaciones” esto por años por parte de los ahora ex funcionarios y por el propio César Horacio Duarte Jáquez quien ahora prófugo de la justicia, nos han llamadas para que “no les sigamos porque conocen a nuestras familias”, dijo Porras Sáenz.

Ante estos hechos de intimidación los afectados interpusieron denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE), sin embargo, estas no prosperaron, por lo que ahora acudieron a Palacio de Gobierno a solicitarle al gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral Jurado su intervención.

Marco Antonio Porras Sáenz, señaló a que en toda la situación del despojo de los predios del ejido de Labor Nueva se encuentra involucrado el líder Cenecista, Raynaldo Carrasco Ojeda, quien desde hace mucho tiempo se ha encontrado “ligado a César Duarte Jáquez y confabuladose con la Secretaría de la Reforma Agraria aparentemente volvieron a crear una colonia que no es la de 1951, esta que crearon en 1994 nada tiene que ver con esa fecha, ya que la de ese año tenía otros nombres, simplemente se declara y en realidad con la declaratoria tenía que haberse pagado y titulado pero no paso eso.

Se sabe que César Duarte Jáquez y Raymundo Romero se adjudicaron no solamente predios, sino que además repartieron parte de esos terrenos a ex funcionarios de la reforma agrarios, “los cuales el mismo tribunal los declaro sin efecto jurídico por ser extemporáneo y a pesar de eso ellos fueron y se instalaron, no por una instancia de ramo agrario, sino “nos invadieron con un ejército de ministeriales” y con maquinaria de Gobierno del Estado para abrir tierras, es en donde te preguntas como te les pones tu a los ministeriales.

Es precisamente en esos predios donde fueron localizadas las maquinarias del Gobierno del Estado, mismas que fueron recuperadas, es más el secretario de Gobernación edificó un rancho de 50 hectáreas en esa zona “con nogales y edifico toda una infraestructura impresionante que ahí está con sus pozos” mismos que obviamente no cuentan con los permisos de la CONAGUA, pues si no cuentan con los títulos de propiedad pues invadieron los terrenos esto mediante el despojo a sus propietarios, y ahí están ellos se ven llegar ellos con sus escoltas ahora privados, antes estos exfuncionarios estatales hacían alarde de sus escoltas todos ellos de la FGE, concluyó Marco Antonio Porras Sáenz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

*